lunes, 9 de febrero de 2015

Deadpool Killogy de Cullen Bunn

Hoy vengo a haceros un tipo diferente de reseña, y es que me he puesto delante de la pantalla y he dicho, ¿cómo narices reseño yo una trilogía de comics unida entre si y a la vez con tramas diferentes? Así que olvidaros de la forma usual en la que reseño novelas y reseñaba mangas (anda que no ha llovido y ha escampado desde la última) y prepararos para la reseña del que ya se ha convertido uno de mis mutantes favoritos, os presento a la  Deadpool Killogy.
La trilogía de Deadpool Killogy está compuesta por los tomos de: Deadpool mata al universo Marvel, Deadpool mata a los clásicos y Deadpool mata a Deadpool (vamos, que se mata a sí mismo). Con estos tres tomos tenemos para reírnos y requetereírnos con este personaje de Marvel, pero por si algunos no lo conocéis, aquí va una breve explicación antes de entrar en materia.

¿Quién es Deadpool?
Deadpool es un personaje ficticio, mutante, creado por la compañía Marvel. Apodado en inglés Merc with a mouth (lo que vendría a ser, mercenario bocazas en español), también es conocido en nuestra lengua como Masacre (a pesar de que aquí la menda en un principio no unía los nombres #cortayo).
Va enfundado en un traje rojo y negro ocultando totalmente su identidad, la de Wade Wilson, por otro lado identidad no totalmente conocida, al igual que las cicatrices que le pueblan tanto el rostro como el cuerpo. Es un villano o antihéroe, como queráis llamarlo, y se caracteriza sobre todo por su sarcasmo y humor negro, a la vez que por las continuas risas que se echa el mismo a su propia costa.
El personaje, a su vez, tiene ciertas similitudes (vamos, que son casi idénticos) con el personaje Deathstroke, propiedad a su vez de DC Comics (personaje que los seriéfilos como yo conoceréis probablemente por Arrow, Slade Wilson).

De qué va la Deadpool Killogy
Ya puestas las bases de quién es Deadpool esta trilogía conforma la única que actualmente he leído del mercenario bocazas, pero es que, por favor, no me digáis que el título de la primera parte, Deadpool mata al universo Marvel no llama la atención. Es su momento cada parte de la trilogía fue sacada en una serie de cuatro números pero que luego se unieron en volúmenes. En su primera parte a Deadpool se le interna en un psiquiátrico por orden del conocido Profesor Xavier. Allí se enfrenta a su psicólogo, que no es otro que Psycoman, que le revela su verdadera existencia, la misma que la de todos los personajes de la compañía Marvel: que no es más que un personaje de comic, un títere de sus creadores. A partir de esto Deadpool comienza a masacrar y deshacerse no solo de los héroes de este universo, sino también de los villanos, como pueden ser Magneto o El duende verde. No contento con esto Deadpool consigue hacerse con el poder de enfrentarse a sus propios guionistas.
Los acontecimientos de cómo se va cargando a los héroes y villanos que todos conocemos los tendréis que descubrir leyendo este primer volumen, pero era necesario que os explicara esto para conocer una de las cosas más curiosas que se desarrollan en estos comics, y es que Deadpool es el causante de la rotura de la cuarta pared, o lo que es lo mismo, es capaz de comunicarse directamente con la persona que está detrás de la historia. Esto es algo que se mantiene a lo largo de las otras dos partes de la trilogía del mercenario bocazas. No sé si en algún momento se habrá hecho esto antes, pero yo por lo menos ni he leído nada del estilo, ni lo he visto. Pero a lo que íbamos, sigamos con las siguientes partes.
En su segunda parte, Deadpool mata a los clásicos, se retoman los acontecimientos de su primera parte y Deadpool, con ayuda de otros villanos consigue llegar a los clásicos que todos hemos conocido y que sirvieron de inspiración para Marvel a la hora de crear sus personajes. Aparece tanto Drácula, como Moby Dick, la sirenita y un largo etc de historias que todos hemos conocido y leemos o hemos leído, teñidas de gore de la mano implacable de Wade Wilson. De las tres partes puede que haya sido esta la que más he disfrutado (no, no es porque sale Drácula) sin duda por las continuas referencias a clásicos que tanto cariño tengo y con los que he crecido y por la forma en la que Deadpool se carcajea de ellos haciendo referencia a novelas más actuales. La que más me ha dejado marcada inevitablemente ha sido la parte en la que Deadpool hace mención a Crepúsculo diciendo que él era Team Jacob (me lo he imaginado con una camiseta con el hastag gritando como una fangirl histérica XDDD).
En la última parte, Deadpool mata a Deadpool, se enfrenta a su peor pesadilla, él mismo, pero en los diferentes universos creados por Marvel, vamos, que la cantidad de Deadpools diferentes que aparecen no se puede ni contar. Hacen por ejemplo acto de presencia Duckpool, Dogpool y los Deadpool Corps, con una Deadpool mujer incluida. Esta parte puede que para mí haya sido la menos divertida de las tres, sin duda porque como ya os he explicado al principio, esto es lo primero que leo del antihéroe, por lo que no estoy familiarizada con las diferentes historias de este personaje, y por otra parte porque no tiene un final final. ¿Consigue Deadpool matarse a sí mismo y quedarse solo en el universo Marvel? ¿Es eso sencillo para un personaje que no puede morir? Tendréis que leer la trilogía y descubrirlo por vosotros mismos.
Puntuación: 4.5/5

martes, 3 de febrero de 2015

Te esperaré toda mi vida de Megan Maxwell

Título: Te esperaré toda mi vida
Título original: Te esperaré toda mi vida
Autora: Megan Maxwell
Editorial: Éride
Páginas: 308










Sinopsis
¿Qué ocurriría si una mujer de siglo XXI, como tú, viajara en el tiempo al siglo XVII? Averígualo sumergiéndote en las páginas de esta novela de la mano de Montse y sus dos amigas, Julia y Juana; unas españolas afincadas en Londres. 
Una rifa, un premio, un viaje, una ciudad: Edimburgo. Tierra de leyendas y escoceses. Allí, en aquel momento, en aquel lugar, ocurrirá algo que cambiará para siempre la vida de la protagonista y sus amigas. ¿Quieres saber qué pasa? ¿Te apetece sonreír y divertirte?
¿Deseas enamorarte? Entonces, no tienes más remedio que abrir el libro y ponerte cómoda. ¡Disfrútalo!


Autora
Megan Maxwell es el nombre utilizado por una autora española, de cuyo verdadero nombre sólo se conoce el de pila, Carmen, y que ha logrado convertirse en una de las escritoras más populares dentro del género romántico.
Maxwell nació en Alemania pero pronto se estableció en España, donde creció y estudió. Tras trabajar varios años en una asesoría, labor que dejó tras enfermar su hijo, comenzó a escribir novela romántica, tomando cursos online de narrativa para mejorar su técnica.
En la actualidad, Maxwell ha publicado tanto novela romántica contemporánea como histórica,chick-lit y, recientemente, también ha decidido realizar su propia incursión dentro del terreno de lo erótico.
A lo largo de su carrera ha recibido premios como el Internacional de Seseña, el Rosas, el Colmillo de Oro, el Aura o el AELS, entre otros muchos otorgados por la prensa especializada y los aficionados al género.


Opinión
Una de las autoras que redescubrí el año pasado y que me cautivó sin pensarlo, fue Megan Maxwell, a la que tan solo había probado en su trilogía erótica de Pídeme lo que quieras (de la cual podéis encontrar la reseñas de las dos primeras partes en el blog). Leí Adivina quien soy, Melocotón loco, Las ranas también se enamoran... (de los cuales tengo reseña pendiente, lo sé) y me enamoró. Este año me he propuesto terminar de leer sus novelas y por lo menos en enero ya ha caído la primera: Te esperaré mientras dormía.
Montse es una española afincada en Londres a la que la vida no le ha sonreído en demasía o por lo menos en su niñez, hasta que empezó a juntarse con dos alocadas españolas como ella, Juana y Julia. Una casa, la otra tan soltera sin remedio como ella. Guapas, inteligentes y tan alegres como somos las de la tierra viajan a través del tiempo a Escocia en el siglo XVII y se encuentran con los tan adonis y amados Highlanders, guerreros escoceses que si bien al principio tienen encontronazos con las protagonistas y sobre todo con Montse, la más prota de todas, poco a poco irán perdiendo el corazón y la cordura a manos de dos de las tres amigas y es que la diferencia de tiempo y el lenguaje no imposibilitarán que se desarrolle una historia de amor preciosa que rompe todas las barreras habidas y por haber.
En esta novela de Maxwell contamos con tres amigas protagonistas, con algunas con más peso que otras, como es de suponer. Si tuvieran la misma carga puede que la novela se alargara hasta límites insospechados, por lo que imagino sea la razón de que la autora ya haya puesto a una de ellas casada. Las otras dos descubren en los highlanders a sus futuros amores, y es que chicas, seamos sinceras, ¿quién no ha fantaseado alguna vez con un escocés pelirrojo musculoso y rudo? Si respondéis a esto que no, mentís, como unas bellacas además (jijijijiji). 
No es la primera novela que leo de viajes en el tiempo, aunque si la primera ambientada en una época tan lejana, por lo que no sé si el rigor histórico de la autora es bueno o no. He leído cosas de todo tipo con respecto a esta novela y que queréis que os diga, a mí en este caso casi que me da un poco igual. Iba buscando una novela entretenida y sin muchas florituras para pasar el rato y reírme y la novela lo ha conseguido. No sé si la época que describe Maxwell transcurrió en el siglo XVII o antes, pero que no es lo que hay que tener en cuenta a mi parecer, sino la novela sería completamente histórica, ¿no? O por lo menos eso creo.
Bueno, volviendo a lo que iba, Megan ha creado una historia, que si no es perfecta, por lo menos es muy pero que muy divertida. Es muy gracioso ver como a las tres protagonistas se les escapan chascarrillos y frases hechas típicas españolas, más empleadas, creo, en Andalucía, pero aun así, nuestras. También ha sido muy divertido compartir el enamoramiento de Montse por Declan, el highlander. Ha sido divertido verlos pasar de "enemigos" o por lo menos de "amienemigos" a amantes. Ha sido un paso progresivo y no tan de golpe como en otras novelas. 
Lo que si ha sido muy brusco, eso no puedo negarlo, es el cambio de opinión y carácter, no solo de las protagonistas en algunos momentos, sino de los personajes secundarios, que pasan de odiar a Montse, Juana y Julia a ser sus mejores amigas (lógica not found), por lo demás, una delicia de novela romántica típica de Maxwell.
Puntuación: 3.5/5

lunes, 2 de febrero de 2015

Lecturas de enero

Ya siento chicos no haber estado últimamente mucho por aquí, por falta de tiempo sobre todo y porque mi tiempo de lectura en enero ha disminuido muy bastante mucho. Espero en febrero solventarlo y pasarme más por aquí con más reseñas. De momento, aquí os dejo una lista con las lecturas de enero por orden y con las reseñas (en el caso de haberlas) ^^

1. Croqueta y empanadilla - Ana Oncina
2. Quédate esta noche y todas las demás - Olga Salar
3. Scott Pilgrim - Bryan Lee O'Malley
4. Rojo como la sangre - Salla Simukka (Me llamo Lumikki #1)
5. La calle Andersen - Sofía Rhei
6. Monstuoamigas para siempre - Gitty Daneshvari (Ghoulfriends #1)
7. A mí este siglo se me está haciendo largo - Luis Piedrahita
8. Arrugas - Paco Roca
9. Ella es tu destino - Megan Maxwell
10. Deadpool mata al universo Marvel - Cullen Bunn
11. Batman: Joker - Brian Azzarello
12. Ángeles caídos - Susan Ee (El fin de los tiempos #1)
13. El mar de los monstruos - Rick Riordan (Percy Jackson y los dioses del Olimpo #2)
14. Batman: La broma asesina - Alan Moore
15. Colorado Kid - Stephen King
16. Batman: The man who laughs - Ed Brubaker
17. Sombras - Suzy Lee
18. Never never - Collen Hoover & Tarryn Fisher (Never never #1)
19. Cuatro - Veronica Roth (Divergente #0.5)