jueves, 4 de septiembre de 2014

Un haiku para Alicia de Francesc Miralles

Título: Un haiku para Alicia
Título original: Un haiku para Alicia
Autor: Francesc Miralles
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 190









Sinopsis
Genís Gracia asiste, a los diecisiete años, al fracaso de su vida en todos los frentes. Pero justo cuando cree haber llegado a un callejón sin salida, conoce a Alicia, una joven que ha fundado una sociedad secreta en la que se discute sobre la felicidad, el dinero o el sentido de la vida. La fascinación por esta misteriosa amante de los haikus coincide con unos acontecimientos que darán un vuelco radical a su vida.

Autor
Francesc Miralles (Barcelona, 1968) es escritor, guionista y músico, líder del grupo Nikosia. Es autor de diversas novelas de gran éxito, como Un haiku per a l'Alícia (premio Gran Angular 2002), Interrail (premio Columna Jove 2007), las dos entregas de Retrum Los mundos perdidos de Alison Blix. Entre sus obras de no ficción destaca El laberinto de la felicidad (2007), traducido a diez idiomas y coescrito con Álex Rovira.







Opinión
Un haiku para Alicia es de esas novelas que ya solo con oír el título captan tu atención, si van además unidas a un autor que conocer y ya has probado antes (como es mi caso) o que por lo menos es reconocido. Hacía mucho que ni cataba nada de Francesc Miralles (escrito por él mismo y no acompañado, como podría decirse). Me atrevería a apostar que no leía nada solo del autor desde Oblivion (reseña aquí). El caso es que en la biblioteca me hice con dos novelas suyas a las que tenía ganas y de las que iba atrasando cada vez más la lectura. Una, Un haiku para Alicia y la otra, Los mundos perdidos de Alison Blix, del que tendréis pronto la reseña. Antes de que me siga yendo por las ramas vamos al meollo de la cuestión.
Genís Gracia es un chico de diecisiete años al que ni en la familia ni en la escuela le va demasiado bien. Sus padres viven separados tras el abandono de la figura paterna y su madre vive sumida en una depresión de la que veremos va librándose poco a poco a lo largo de la novela. Genís encima tiene que enfrentarse a las recuperaciones para poder aprobar el bachiller y buscar universidad y encontrar un trabajo con el que poder hacerse cargo de sus caprichos, pues el sueldo de una sola figura paterna no da para todo. Cuando Genís pierde toda esperanza se encuentra con un antiguo compañero que le intercepta a la salida del instituto y que, tras intercambios de e-mails, a falta de teléfono del protagonista, le invita al club de las Buenas sensaciones, precedido por Alicia, una chica extranjera y peculiar como pocas. Junto a ellos se le pasará el verano, pero también, aprenderá para su futuro.
La novela de Un haiku para Alicia no es una novela al uso. Es una novela que esconde tras capas de una historia sencilla, algo más. Es un libro ágil, que se lee apenas de una sentada no solo por las pocas páginas, sino por esa forma tan característica del autor de no irse de las ramas, además de la brevedad de los capítulos de apenas tres o cuatro páginas, como mucho.
Puedo decir que me ha gustado el libro, si, pero me esperaba mucho más de él. Me han faltado descripciones de los lugares, pues claro, yo apenas conozca Barcelona (he ido una vez, y como que no me quedé con todo. Con Las Ramblas y para de contar más bien). Me ha faltado también profundizar un poco más en el personaje tan curioso que es Alicia.
Aun así lo he disfrutado, por muchas cosas además, no solo por la rapidez con la que de devora. He aprendido con ella, he leído unos haikus preciosos, poemas que a mí ya por lo menos en su día me llamaron la atención. Os voy a dejar el de la novela porque me parece una maravilla a pesar de su sencillez.

"El viejo estanque.
Salta una rana.
                                            El sonido del agua."

A la par que esto me ha encantado el personaje del profesor de literatura de Genís. Me ha parecido un hombre encantador y me ha corroído algo la envidia, pues a la par que les enseña la materia les ayuda a que esta se les haga más llevadera y amena, algo que por desgracia, pocos profesores hacen. Sé que este personaje no destaca demasiado, pues toda la obra gira en torno a Genís Gracia, pero oye, le he cogido cariño al señor rodeado de haikus.
En resumen, una novela de un gran autor, rápida, amena, con aprendizaje, pero que me ha sabido poco y de la que me hubiera gustado catar unas pocas páginas más.
Puntuación: 3/5

4 comentarios:

  1. Juraría que he leído un libro de este hombre, pero ni recuerdo cual. Que desastre, jajaja. Por ahora no me animo con algo de él, tengo mucho pendiente ^^

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reseña guapa!
    Este libro lo tengo esperando en la estantería y a ver cuando me pongo con él porque tiene muy buena pinta, y me gustaría probar algo de este autor jejeje.

    Un besitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te recomendaría que empezaras a leer al autor con otra novela en lugar de esta

      Eliminar