viernes, 18 de abril de 2014

Flores en el ático de V.C. Andrews

Título: Flores en el ático
Título original: Flowers in te attic
Saga: Dollanganger (1/5)
Autora: V.C. Andrews
Editorial: Debolsillo
Páginas: 480








Sinopsis
Esta novela narra la terrible experiencia vivida por cuatro niños que, victimas inocentes de unas pasiones prohibidas, crecen en un lúgubre encierro, aislados del mundo por una madre cruel...

Autora
Escritora americana, V.C. Andrews fue una conocida autora de novela gótica, en la que mezclaba elementos clásicos del horror dieciochesco con tramas envueltas siempre en un opresivo ambiente familiar, con temas tales como el incesto.
Su obra más conocida es la novela Flores en el ático (1979), que fue llevada al cine en 1987 sin demasiado éxito, lo que contrasta con la enorme difusión de la novela. Las obras de V.C. Andrews se han traducido a más de catorce idiomas y vendido millones de ejemplares en todo el mundo.
La muerte de Andrews en 1986 debido a un cáncer de pecho, justo en el auge de su popularidad, llevó a la editorial a contratar a negros editoriales para que siguieran repitiendo los esquemas de la escritora americana.



Opinión
480 páginas de sufrimiento, de llorar, de querer matar reiteradamente a unos personajes, de sufrir como nunca con otros. Ganas de tirar el libro por la ventana y a la vez convertirlo en uno de mis favoritos. Todo eso ha sido para mí Flores en el ático, una novela que leí a la tierna edad de diez años por primera vez, pero de la cual lo único que recordaba era su tema principal, el incesto. Y si, si no os amoldáis a este tema, o no os gusta la idea, no leáis Flores en el ático, no os va a gustar.
La familia Dollanganger tiene una vida que muchos envidiarían: una madre y un padre bellos que los quieren y cuatro hijos a cada cual más guapo que el anterior. Pero la muerte de un miembro de la familia los llevará a perder absolutamente todas sus posesiones y a pedir caridad a su malvada abuela, residente de Villa Foxsworth un lugar bello, pero a la vez aterrador, con un ático al que tendrán que aprender a llamar hogar.
Flores en el ático es un libro único, un libro que he odiado y amado al mismo tiempo. Odiarlo no porque sea malo, para nada, sino por las situaciones que en él se describen, injustas, dolorosas, pero contadas de una forma realista y sobre todo, muy humana. Más de una vez entre sus páginas he pensado cómo actuaría yo en lugar de los cuatro niños protagonistas, y sin duda me posicionaría al lado de Cathy, la hija mayor del matrimonio Dollanganger y narradora de nuestra historia. La relación que tiene con su madre dista de ser la típica madre-hija, y la cosa empeora cuando prácticamente ella, junto a su hermano Chris, se convierte en madre de los gemelos, sus hermanos pequeños.
Los protagonistas de nuestra historia son eso, cuatro niños a los que la fortuna ha dejado de sonreírles. Por un lado tenemos a Cathy, muy parecida a su madre físicamente, pero a la vez muy distintas en carácter. Le encantaría ser bailarina de ballet y en el tiempo que pasan en el ático de la mansión se dedica sobre todo a entrenarse para ello. Christopher, o Chris, es el hermano mayor. Casi idéntico en aspecto a su padre, le encantaría ser médico y no le falta cerebro para ello. Y por último Carrie y Cory, los más pequeños de la historia, los gemelos, a los que su niñez se les es todavía más arrebatada que a sus hermanos menores por la corta edad con la que cuentan cuando se ven privados de todas esas libertades con las que crecen los niños de su edad y son confinados a vivir en el ático de la mansión. Además de los hermanos tenemos a la abuela, LA DICHOSA ABUELA, es el personaje más odioso de la novela junto a la madre de los pobres chiquilos (la verdad, no sé quién es peor de las dos, creo que igual lo es la madre). Cada cual mala a su manera, por lo menos una de ellas parece, sino arrepentirse, redirmirse por sus pecados, por tratar así a unos pobres niños que sufren en su carne el pecado de sus padres según su abuela, pero que a mí no me parece pecado ninguno. Como ya os he dicho el tema central de la obra es el incesto, y hay que ir con mente muy abierta respecto a este tema tan delicado. Las situaciones que se te describen en la novela te hacen perfectamente entenderlo y hasta ya no solo respetarlo, sino quererlo. 
Es una obra que pienso al terminarla como fui capaz de leerla de niña, pero que ahora de adulta me ha hecho darme cuenta de la verdadera joya literaria que es, a pesar de todo el sufrimiento que llevan consigo.
Puntuación: 4.5/5

2 comentarios:

  1. MIRA ES QUE DOLOR Y SUFRIMIENTO Y LÁGRIMAS. ME RAJO CON ESTE LIBRO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dan ganas de suicidarse, joder que depresión me he agarrado

      Eliminar